Al recibir la invitación para ejecutar el proceso de auditoría del concurso Taza de Excelencia 2017, la Universidad de Ibagué logró su eficacia, vigilando que dentro del concurso que busca premiar los mejores cafés, todo se hiciera de la mejor manera, sin duda, interpretó la información con objetividad y de forma adecuada.

De esta manera, se cerró un proceso de un año de trabajo de los productores de café y un mes de selección de los que el pasado viernes 29 de septiembre se presentaron como finalistas del concurso.

Al concurso se presentaron 167 cafés provenientes de nueve regiones del país, estos fueron codificados de manera especial como parte del trabajo de auditoria para asegurar un proceso objetivo de reconocimiento a los mejores, por lo que para ellos, como ganadores de Taza de Excelencia 2017 este reconocimiento resulta ser un agente de cambio que sin duda, mejora su calidad de vida y le brinda una oportunidad de establecer una relación de comercialización a largo plazo con su café. 

Este año Ibagué fue por segunda vez seleccionada como sede del concurso, permitiéndose así reconocer la región del Tolima. Es la primera vez que la Universidad hace parte del concurso internacional realizado en once países y por esto, logra un admirable reconocimiento.