Sesiones formativas, de ideación y prototipado, y de voluntariado conformaron el Proyecto.

El pasado sábado 1 de diciembre se llevó a cabo el cierre del Proyecto Piloto de Innovación Social, que lideró la Unidad de Responsabilidad Social Integral, en el que 13 miembros de la comunidad educativa recibieron su certificado de participación, tras una capacitación de 33 horas.

Asimismo, se desarrolló una sesión de lecciones aprendidas, desde la cual docentes y estudiantes reflexionaron acerca de la experiencia vivenciada y de la manera en que esta podría mejorar en términos teóricos y metodológicos.

Los estudiantes destacaron la calidad de los docentes a cargo de las sesiones, la pertinencia de los temas estudiados y el gran valor agregado que aportaron tanto el voluntariado en al Jardín Geriátrico Getsemaní, como la oportunidad de compartir con los responsables de dos casos de éxito de emprendimientos sociales de la región, Artesanías Breco y Juanchoconat.

El proyecto fue planteado con el propósito de impulsar la innovación social en la región y se desarrolló a partir de sesiones para equipar a los beneficiarios con herramientas teóricas y metodológicas fundamentales para la puesta en marcha de iniciativas innovadoras de índole social.

Fabio Fernández, Iván Méndez, Lorena Oyola, Mayra Castro, Edith Villalobos, Samir Tapiero, Silvia León, Daniela Jaramillo, Laura Urrea, Valentina Saavedra, Yineth Mendoza y Julian Tovar fueron los primeros en disfrutar y hacer parte de la construcción de esta iniciativa, con la que se proyecta alto impacto en la generación y fortalecimiento de iniciativas sociales en la región.

No obstante, se extiende la invitación a toda la comunidad universitaria, así como a líderes sociales y colectivos de la ciudad, a estar atentos a la siguiente convocatoria promovida para vincularse a este proceso que espera desarrollarse de nuevo, con mayor alcance y con modificaciones estructurales según las lecciones aprendidas, en 2019.